diumenge, 16 maig de 2010

EL CORSÉ EN EL SIGLO XVIII

A lo largo de todo el siglo XVIII, la silueta de la mujer fue moldeada por las prendas de ropa interior, como el corsé y el guardainfantes.


En la época Rococó la parte superior del corsé fue bajando hasta dejar el pecho parcialmente al descubierto. El corsé ya no comprimía todo el torso, sino que más bien hacía subir el pecho para que así las joyas relucieran más. Éste pecho asomaba entre un delicado remate de encaje en la parte del escote.


La forma antigua del guardainfantes era acampanada, pero a medida que las faldas se fueron ensanchando (hacia la mitad del siglo XVIII), se fue modificando y se dividió en dos mitades a derecha e izquierda de la falda.


Aunque el enorme y poco práctico guardainfantes resultante era muchas veces objeto de caricatura, a la
s mujeres les encantaba esta moda. En la corte, el guardainfantes ancho se convirtió en elemento obligatorio de la indumentaria. Las prendas tan complejas como ésta, normalmente eran fabricadas por hombres.

Durante la época medieval se había establecido en Francia un gremio de sastres y, desde entonces, cada especialidad dentro de la profesión quedó estrictamente regulada. Aunque en la segunda mitad del siglo XVII había surgido una compañía de mujeres modistas, Les MaîtressesCouturières, dedicada a la confección de prendas femeninas, generalmente fueron los sastres (hombres) quienes confeccionaron los trajes de la corte durante todo el siglo XVIII.
Los hombres también fabricaban los corsés femeninos, ya que se precisaban unas manos fuertes para coser las varillas al rígido material del corsé.

Durante la segunda mitad del siglo XVIII la popularidad del vestido inglés hizo que los vestidos se simplificaran. Como contraste, los trajes femeninos cortesanos de la época presentaban una silueta exagerada, con un corpiño muy ajustado por el corsé y una amplia falda ahuecada en ambos lados por un guardainfantes. Representaban el apogeo de la belleza del artificio.

Durante el periodo revolucionario surgieron las conocidas como Merveilleuses,mujeres revolucionarias que lucían vestidos extremadamente finos y diáfanos, sin corsé ni guardainfantes.



BIBLIOGRAFIA

  • AAVV, “Moda. Una historia des del siglo XVIII al siglo XX. Tomo 1”, Editorial Taschen, Barcelona, 1980.
  • LAVER, James, “Breve historia del traje y la moda”, Editorial Cátedra (5ed), Madrid, 1982.

6 comentaris:

  1. ooh! que bonitos!
    pero supongo que esos corsés se usaban también con ropa de calle, no? por que lo que presentais aquí són trajes de Corte, los que tienen forma de campana. Supongo que sí, porque viendo las formas del vestido "normal" creo que no se lo tendrian que cambiar.

    seguid así con el trabajo, que os está quedando muy bien!
    un abrazo,
    Laura

    ResponElimina
  2. Hola

    acabo de ver en el facebook que habeis actualizado! hehe
    es curioso como una prenda tam propia de las mujeres sea hecha por hombres. lo más normal es que fuera hecha por mujeres para mujeres, pero bueno, así eran los tiempos
    cuando habla de los vestidos ingleses me acordé de una pelicula que vi hace un tiempo, la Duquesa, que al marido de la protagonista se le veía un poco sorprendido al ver esa cosa tan compleja que es el corsé, que le costó lo suyo sacárselo a la pobre mujer xD
    muy bien! que siga así el trabajo!un saludo!

    ResponElimina
  3. molt interessant com sempre, l'entrada. sí que devien ser revolucionàries, les Merveilleuses, enfrontant-se així a la societat.

    ResponElimina
  4. me ha gustado mucho esta entrada, como las otras. muy interesante. seguid así!

    ResponElimina
  5. Hola, gracias por vuestro trabajo. ¿podéis decirme si las actrices de la 2da mitad normalmente llevaban corsés en el escenario? me imagino que sí pero si tienes evidencia me interesaría mucho. gracias,
    Petimetra

    ResponElimina
  6. me encanta este trabajo vuestro ,y me gustaria que me aportarais informacion de como hacian el guardainfantes y que materiales utilizaban.Pues hay tan poca informacion que me esta siendo superdificil terminar uno que estoy realizando.Gracias y animo a continuar con vuestro trabajo.

    ResponElimina